Audífonos

En el Centro Otorrinolaringológico Andaluz tenemos la ultima tecnología en Audífonos, supervisado por nuestro prestigioso otorrino y nuestra experta audióloga. Precios de fabrica.

El audífono es un aparato electrónico utilizado dentro o detrás de la oreja que facilita la recepción de sonidos para que las personas con pérdida de audición puedan escuchar más claramente, comunicarse mejor y participar con mayor libertad en su vida diaria. Un audífono puede ayudar a mucha gente a oír en ambientes ruidosos o silenciosos. Sin embargo, solamente una de cada cinco personas, que se beneficiarían usando audífonos, lo hacen.

Un audífono tiene tres partes básicas: un micrófono, un amplificador y un parlante. El audífono capta sonidos por medio de un micrófono que convierte las ondas sonoras en señales eléctricas. Estas señales son transmitidas a un amplificador que incrementa su alcance y las transmite al oído mediante un parlante.

¿Cómo me pueden ayudar los audífonos?

Los audífonos son extremadamente útiles para mejorar la habilidad auditiva y comprensión oral de personas con pérdida de audición ocasionada por daños a las células sensoriales del oído interno, llamadas células ciliadas. Este tipo de condición es conocido como pérdida de audición neurosensorial, y los daños pueden ser causados por enfermedades, vejez, medicinas o por lesiones inducidas por el ruido.

Un audífono magnifica las vibraciones sonoras que entran por la oreja. Las células ciliadas detectan las vibraciones de mayor alcance y las convierten en señales neurales, las cuales son trasladadas al cerebro. Existe una correlación directa entre la severidad de la pérdida auditiva, el daño a las células ciliadas y la amplificación necesaria para que los audífonos puedan remediar el daño. Sin embargo, existen ciertos límites en el grado de amplificación que éstos pueden generar, de tal manera que hasta las vibraciones de mayor alcance no podrán ser convertidas en señales neurales si el oído interno está demasiado dañado. En este caso el audífono sería ineficaz.

¿Cómo puedo saber si necesito audífonos?

Si piensa que sufre pérdida de audición, y cree que el uso de audífonos podría mejorar su condición, visite a su médico, quien lo referirá a un otorrinolaringólogo o a un audiólogo. El otorrinolaringólogo es un médico que se especializa en trastornos del oído, olfato y garganta, e investiga la causa de la pérdida de audición. Por otro lado, un audiólogo es un profesional de salud auditiva que, por medio de una evaluación, detecta y mide la pérdida de audición, e identifica el tipo y grado del daño.

¿Hay diferentes tipos de audífonos?

Existen tres estilos básicos de audífonos que se diferencian por su tamaño, dónde se colocan (dentro o detrás de la oreja) y por el grado de amplificación sonora.

 

  • Los audífonos intrauriculares (ITE, por sus siglas en inglés) se colocan completamente en el oído externo y son utilizados en casos de pérdida de audición leve o severa. El estuche que contiene los componentes electrónicos está hecho de un plástico duro. Algunos audífonos intrauriculares pueden tener instaladas determinadas características adicionales, como por ejemplo una bobina inductiva. Una bobina inductiva es una pequeña bobina magnética que permite a los usuarios recibir el sonido a través del sistema de circuitos del audífono y no a través del micrófono. Esto facilitará la audición al realizar llamadas telefónicas. Además, la bobina inductiva ayuda a que las personas escuchen en las instalaciones públicas donde se ha instalado un sistema especial de sonido, llamado sistema de inducción magnética. Puede haber sistemas de inducción magnética en iglesias, escuelas, aeropuertos y auditorios.

 

  • Los audífonos de canal auditivo se insertan dentro de la oreja y están disponibles en dos estilos. Los audífonos intracanales (ITC, por sus siglas en inglés) se pueden graduar de acuerdo a la medida y forma del canal auditivo del usuario. Los audífonos insertados completamente en el canal (CIC, por sus siglas en inglés) están prácticamente ocultos dentro de éste. Ambos tipos son utilizados en casos de pérdida de audición severa o leve.Por su pequeño tamaño estos tipos de audífonos pueden ser difíciles de graduar y remover, y además cuentan con menos
    espacio para baterías y accesorios como el telecoil. Generalmente, no se les recomienda a niños pequeños ni a personas que sufren pérdida de audición severa o profunda, porque su tamaño limita su potencia y volumen.

 

 

  • Los audífonos retroauriculares (BTE, por su sigla en inglés) se colocan detrás del oído y están conectados a un molde a medida, que cabe dentro del oído externo, mediante un tubo acústico que transmite el sonido.Los componentes del audífono se alojan en una carcasa colocada detrás del pabellón auditivo. La carcasa encapsula todos los componentes electrónicos: micrófono, auricular, y chip amplificador.
    Los BTE son usados por personas de todas las edades con pérdida de audición leve a profunda. En la actualidad los audífonos BTE han mejorado mucho su estética, siendo funcionales y muy discretos. Pueden encontrarse en diferentes colores y tamaños.
    – Mini-BTE: modelos retroauriculares de tamaño especialmente reducido.
    – BTE: modelos retroauriculares estándar, con gran potencia.
    – BTE Power: modelos retroauriculares de tamaño especial, muy potente, indicados para pérdidas severas y profundas.

 

  • Los audífonos RIE, con el auricular en el oído (Receiver in the Ear, en inglés) reparten sus componentes electrónicos entre una mini-carcasa detrás del pabellón auditivo y un tubo acústico con el auricular cerca del tímpano.

 

 

 

 

¿Todo audífono funciona de la misma manera?

La función del audífono depende de su sistema electrónico. Los dos tipos principales de sistemas son análogos y digitales.

Los audífonos análogos convierten ondas sonoras en señales eléctricas que luego son amplificadas. Los audífonos análogos/graduables están diseñados de acuerdo a las necesidades del usuario, de tal manera que son programados por el fabricante siguiendo las especificaciones recomendadas por un audiólogo. Los audífonos análogos/programables tienen más de un programa instalado. Un audiólogo los puede programar usando una computadora, y el usuario puede modificarlo de acuerdo al entorno, por ejemplo: un cuarto pequeño y silencioso, un restaurante lleno de gente y zonas amplias o al aire libre, como un estadio o cine. Generalmente los audífonos análogos son más baratos que los digitales.

Los audífonos digitales transforman ondas sonoras en códigos numéricos, similares al código binario de una computadora, antes de ser amplificados. Estos códigos contienen información sobre el nivel y tono de sonidos, de tal forma que el audífono puede ser específicamente programado para amplificar ciertas frecuencias. El sistema de circuitos digitales le brinda mayor flexibilidad al audiólogo para graduar el audífono de acuerdo a las necesidades del usuario y las situaciones donde se encuentre. Estos audífonos pueden ser programados para responder a sonidos que provienen de una dirección específica. Además, este sistema digital puede ser adaptado en todo tipo de audífonos.

¿Qué modelo de audífono me conviene más?

El modelo de audífono que más le conviene depende del tipo y severidad de la pérdida de audición. Generalmente, un par de audífonos son recomendados si padece pérdida auditiva en ambos oídos, porque así se transfieren señales más naturales y nítidas al cerebro. Además, esto ayudará al usuario a entender conversaciones con mayor claridad y saber de dónde provienen los sonidos.

Usted y su audiólogo deben seleccionar audífonos dependiendo de sus necesidades y estilo de vida, teniendo en consideración el precio, ya que varía desde cientos hasta miles de dólares. Como cualquier otra compra de artefactos electrónicos, el estilo y diferentes funciones afectan el costo. Sin embargo, no se deje llevar nada más por esto; sólo porque un modelo sea el más caro no quiere decir que le servirá más.

Un audífono no le restaurará el nivel normal de audición, pero con práctica podrá reconocer con mayor facilidad sonidos y el punto de origen. Aparte, seleccione un modelo que sea conveniente y fácil de usar porque se lo va poner frecuentemente. Otros aspectos importantes incluyen: partes o servicios cubiertos por la garantía, tiempo y costo estimado de mantenimiento y reparaciones, opciones para actualizar el producto y la reputación del fabricante con respecto a control de calidad y servicio al consumidor.

 

¿Cómo puedo graduar mi audífono?

Toma tiempo y paciencia utilizar audífonos correctamente, y su uso frecuente lo ayudará a acostumbrarse con mayor facilidad.

Familiarícese con las funciones de su audífono y practique con su audiólogo cómo: ponérselo y sacárselo, limpiarlo, diferenciar el audífono derecho del izquierdo y cambiar las baterías. Pregúntele cómo graduarlo en sitios donde tenga dificultad para oír. Aprenda cómo ajustar el volumen de su audífono y cómo programarlo para que responda a sonido muy altos o bajos. Practique todo esto con su audiólogo hasta que se sienta conforme y satisfecho.

Tal vez tenga los siguientes problemas al acostumbrarse a sus nuevos audífonos.

  • Mi audífono no es cómodo. Al principio, algunas personas sienten que su audífono no es muy cómodo. Pregúntele a su audiólogo por cuánto tiempo se lo tiene que poner mientras que se acostumbre a éste.
  • Mi voz suena demasiado alta. Hay usuarios que sienten que su voz suena muy grave al hablar. Esta sensación, conocida como efecto de oclusión, es causada por los audífonos y es muy común en personas que recién se están acostumbrando a utilizar audífonos. Consulte a su audiólogo para saber si existe alguna corrección. Con el transcurso del tiempo, la mayoría de usuarios se acostumbra a esto.
  • Siento interferencia. Un sonido semejante a un silbido puede ser producto de un audífono que no cabe o funciona correctamente, o quizás le haentrado cerumen o drenaje del oído. Consulte a su audiólogo.
  • Oigo un sonido de fondo. Los audífonos no aíslan completamente los sonidos que quiere escuchar de los otros. Pero, en ciertas ocasiones los audífonos tienen que ser calibrados. Consulte con su audiólogo.
  • Escucho zumbidos al usar el teléfono celular. Algunas personas que usan audífonos o que tienen dispositivos implantados en el oído sufren problemas causados por la interferencia de la frecuencia radial que emiten los teléfonos celulares. Estos tipos de problemas han disminuido notablemente porque se están perfeccionando los audífonos y teléfonos celulares. Cuando le estén colocando un nuevo audífono tenga su teléfono celular a mano para asegurarse de que no haya interferencia.

¿Cómo puedo cuidar mis audífonos?

El mantenimiento y cuidado adecuado es necesario para extender el periodo de duración de sus audífonos. Nunca se olvide de:

  • Mantener los audífonos lejos del calor y la humedad.
  • Limpiar los audífonos siguiendo las instrucciones. El cerumen y el drenaje del oído pueden dañarlos.
  • Apagar los audífonos cuando no los utilice
  • Cambiar baterías gastadas inmediatamente
  • Mantener los audífonos y las baterías de repuesto fuera del alcance de los niños y mascotas.
  • Evitar el uso de laca u otros productos para el cuidado del cuero cabelludo mientras que tenga puesto los audífonos.

En el Centro Otorrinolaringológico Andaluz tenemos la ultima tecnología en Audífonos baratos en Sevilla supervisado por nuestro prestigioso otorrino y nuestra experta audióloga, a precios de fabrica.

 637468978                                                                                                                        

 954335166

Copyright © : Centro Otorrinolaringológico Andaluz